Lactancia y portabebés

El uso de un portabebés adecuado puede facilitar la lactancia permitiendo al bebé un acceso sencillo al pecho y a la madre mantener las manos libres para realizar otras actividades. Además de esto, el contacto directo con el bebé permite al porteador reconocer sus señales y responder a sus necesidades de una manera más centrada y eficaz. Un portabebés adecuado es aquel que respeta la fisiología de ambos, bebé y porteador. Mochilas ergonómicas, bandoleras, fulares, mei itais, pouches y otros pueden ser buenos aliados tanto en la lactancia como en la crianza en general.